Tu boda y el coronavirus: ¿Qué hacer y cómo afrontarlo?

Tal vez ya lo hayas escuchado muchas veces, pero es necesario repetirlo: conserva la calma, no es el fin del mundo; es necesario seguir las recomendaciones de los profesionales y estar consciente de que TODO tiene solución, ¡nosotros te ayudamos!

Sabemos que esta situación te causa incertidumbre y mucho estrés, sobre todo si ya habías avanzado en la planeación e invertido tiempo y dinero. Un virus que ha llegado para trastocar nuestras vidas, poniéndonos ante un escenario que jamás previmos o imaginamos, y que nos obliga a tener una responsabilidad individual y colectiva para detener esta pandemia mundial y minimizar contagios. Todos, en mayor o menor medida, estamos sacrificando cosas. Más razón aún para intentar afrontarlo de la forma más positiva y optimista posible. Esto es sólo un paréntesis en nuestras vidas y rutinas diarias.

México no se encuentra todavía en fase máxima de alerta como otros países, sin embargo, para evitarlo, es necesario seguir las recomendaciones de las instituciones de nuestro país: guardar distanciamiento social, evitar lugares concurridos y eventos masivos, esta última es sin duda la que afecta directamente tu boda.

Llora, enojate, vete a la cama y no salgas de ella hasta que te sientas mejor, abre una botella de vino o una cerveza, desahógate cuanto puedas, pero después, seca esas lágrimas de impotencia y prepárate para buscar soluciones de la mano de tu pareja y vayan juntos a sacar su evento adelante.

¿Posponer o cancelar?

Organizar una boda y esperar que todos los detalles estén perfectos conlleva ya una presión y nervios. Añadir ahora esta emergencia sanitaria te puede hacer sentir aún más agotada. Pero piénsalo un momento; el verdadero significado de una boda es celebrar el amor. Quizás ya no en la fecha prevista, pero: ¿por qué cancelar ese sueño? No tengas miedo de cambiar la fecha, no tengas miedo de cambiar los planes. Serenidad, calma y decisiones; este será tu plan de acción nupcial en época de coronavirus. Siempre que haya amor, habrá una razón para celebrar. 

Respira profundamente, cierra los ojos y ábrelos despacio, no hay ninguna prisa. Sigue imaginando tu boda y proyectándola igual de bonita y especial… cuando tenga que ser. Esta es una situación que se escapa a nuestro control y que va más allá de nuestro deseo, así que no te reproches por ello.

El sector de las bodas y los profesionales de los eventos saben perfectamente que esta situación nos afecta a todos. La empatía que están demostrando y las palabras tan tranquilizadoras que transmiten tan sólo me demuestra su profesionalidad y entrega. Pero recuerda que ese profesional o proveedor también tiene sus temores y mismas restricciones que tú a causa del coronavirus. 

Recuerda que para todos nosotros esta situación es nueva e imprevista y que a todos nos afecta en todos los ámbitos, nos va obliga a pensar, adaptarnos y tomar decisiones sobre la marcha. Por esta razón, nuestra recomendación es posponer tu boda, en lugar de cancelarla, y así, apoyarnos mutuamente tanto emocional como económicamente.

Encuentra una nueva fecha.

Es esencial que ustedes como novios estén muy conscientes de que si su boda era en estas semanas próximas, cuanto antes la pospongan mucho mejor, tanto para ustedes como para los proveedores que tendrán más margen para poder ayudarlos.

Haz una lista de todos los proveedores y habla con cada uno de ellos,  busquen juntos una alternativa, solución o conciliación adecuada a cada uno de esos productos y servicios que tenían reservados y/o contratados. Haz tu lista de prioridad para ir contactandolos en orden y preferencia. No te agobies. Ve poco a poco tomando decisiones.

Encuentren juntos una nueva fecha, lleguen a un acuerdo y realicen negociaciones respecto a pagos ya hechos y por hacer. Una buena herramienta que pueden usar para cumplir con el distanciamiento social, es el servicio de videollamadas.

¿2021? Quizás ahora mismo no quieras ni pensarlo, pero recuerda que siempre puedes seguir soñando con tu boda perfecta… y si tienes posibilidad, la puedes realizar el próximo año. En caso de que te parezca demasiado lejano, trata de reagendar para verano o finales de año.

Apóyate mucho en tu wedding planner, él o ella te arropará aún más en estos momentos de crisis. Recuerda en todo momento que esta situación tan sólo reforzará la unión. 

¿Qué hacer con las invitaciones de la boda?

Lo positivo de esta situación es esa disposición de los profesionales a encontrar una solución a todo. Una alternativa es comunicarle a los invitados la nueva fecha, enviándoles una nueva invitación online. 

También puedes hablar con la imprenta y ver si hay manera de corregir la fecha sobre los impresos con un tipo parche cuidando por supuesto la estética. O si prefieres, puedes negociar un descuento de reimpresión.

 ¿Y la luna de miel?

Es muy importante que antes de viajar al extranjero consultes las recomendaciones del Ministerio del Exterior que, en la actualidad, y a consecuencia del coronavirus, desaconseja viajar al exterior. 

Con el avance del COVID-19 hay muchos países a los que actualmente se desaconseja viajar, muchos vuelos están sufriendo cancelaciones, e incluso varios países están imponiendo restricciones.

Puedes optar por viajes nacionales, pero por supuesto, eso dependerá de cómo vaya la situación en el momento en que decidas viajar. Lo recomendable, es posponer tu viaje; debido a la situación, las aerolíneas así como los hoteles, están brindando muchas facilidades en cuanto a cambio de fechas y/o cancelaciones. 

Si contrataste un buen seguro de viaje, entonces no tendrás ningún problema para solicitar la cancelación o re-agendación sin ningún tipo de penalización.


Esperamos que este artículo te haya ayudado a pensar en ideas y alternativas para tu boda en tiempos de coronavirus, no olvides mantenerte tranquila durante el proceso, pensar profundamente y analizar con cuidado cada paso futuro en la planeación de tu boda. En Jardín Amarello estamos muy conscientes de la situación y trataremos de apoyarte en todo momento para que puedas celebrar la boda de tus sueños.